lunes, 12 de diciembre de 2011

HAY OTROS ZURDOS PERO ESTAN EN ESTE

(mirándome en el espejo del sr Pinzolas)

Hablo de lo que ahora mismo muy pocos han visto. Hablo de algo ya acabado, listo para ser movido y proyectado y dado a conocer. Algo que no encaja en ningún género concreto porque significa la colusión (que no colisión) de dos mundos, el mío y el del director, en provecho de un tercer jugador, la verdad (la verdad de ambos, esa verdad que, retratándonos, nos trasciende). Desde mis dos trabajos de ayahuasca y algunos sueños esclarecedores y algunas conversaciones con el zenmeister Rafa, no había vuelto a toparme con un espejo tan atinado como esta aventura en la que el sr Pinzolas me embarcó. Espejo de mí y de mi gente (la gente que me ha acompañado en estos años sin malentenderme o aburrirse de mis cosas -porque, en buena medida, también eran las suyas- más alguna otra que se incorpora desde hace poco con luminosa ilusión) pero también espejo de mis sombras (ominosos troqueles de infancia), y espejo de mis relaciones fallidas (que aparecen oblicuamente, sin la procaz explicitud de la revancha iracunda e inútil, sino en lo mejor de su recuerdo, del día antes de fastidiarse la cosa: rumor de hojas en el corazón del bosque, de páginas en la mesita de noche...-), y espejo de mis cicatrices (sin las cuales uno no es más que un clon de probeta o un ultracuerpo recién desenvainado). Espejo de ese vórtex sureño en que el sr Pinzolas y yo nos entendemos tan bien. Espejo de esa común conciencia de sabernos anacrónicamente más adeptos de la categoría que de la anécdota, de la integridad que de la autotraición, de la dificultad cargada de sentido que del atajo empedrado de chapuzas. Charlie, Esther y Ana lo han visto también, días antes que yo, y no les ha decepcionado. A mí tampoco. Es un espejo honesto, tanto en concepción como en realización.

Ahora os toca a vosotros mirar, mirar desde vuestros fantasmas, vuestras anteojeras, vuestras obsesiones, vuestras filias, vuestras fobias para conmigo. Pero ese ya no es mi problema. Ni el del sr Pinzolas.


"Creo que te refleja a la perfección: lúdico, intenso, divertido (mucho), sorprendente, entrañable, frágil (sobre todo frágil), hercúleo en principios, cándido, infantil (muy infantil, en el más auténtico sentido del vocablo), cómico... Eres un tipo fascinante, Fernando." (impresiones de ESTHER PEÑAS que me dan gustito y por eso las pongo)

sábado, 10 de diciembre de 2011

PETTING DANCING PAN

(porque no es lo mismo jolgorio que jodienda)


Hay polvos (tan sublimes que no parecen polvos) y hay lodos (que muchos consideran polvos): el tango sublime de Lopez & Gere en ¿BAILAMOS? es la antimateria de las tediosas gimnasias de Rourke & Basinger en NUEVE SEMANAS Y MEDIA.




martes, 6 de diciembre de 2011

KAPUTT: lecciones de supervivencia




Recientemente he leído un libro que me acompañó en la infancia (se encontraba en las bibliotecas familiares con cierta profusión, en aquellas colecciones de bolsillo de Plaza & Janés) pero al que nunca atendí. Los escenarios enlazan con imágenes poetizadas por Ridruejo en sus cuadernos divisionarios, con estancias/evasiones de un castillo a otro recordadas en la postguerra por Céline, con momentos retomados por Jünger en sus memorias… Pero la escritura no encaja exactamente, aunque participa de estos tres nombres: el profundo desencanto de Ridruejo ante la degradación de un régimen en el que creyó y que se le cae a pedazos como expectativa a partir de la guerra total, planetaria (de la guerra como lastre con ínfulas de partner al lado de la feminidad enfermiza que encabezaba un mal llamado III Reich –los paisajes que nuestro autor y Ridruejo vivieron llegan a confundirse-, guerra abocada a ser perdida entre imperios –uno que declina, otros que se afianzan- ante los que hay que postrarse del modo más descarnadamente puttanesco –por aquello de salvar la pelle-); el nihilismo abisal del monstruo trepanado Destouches recogiendo en su cabeza deforme y llena de ruidos escenas en las que la realidad enmienda la plana, superándolo, al mismísimo Bosco; la disciplina (entre la responsabilidad y el instinto de supervivencia) con que Jünger vive su guerra contra todos los mandos y a favor de todas las víctimas. En KAPUTT hay menos probidad cívica que en la desazón ridruejista y, desde luego, menos sobrehumanidad omnisciente y comprensiva que en Jünger: tal vez haya un mayor parecido con Céline en esa pulsión tremendista, en cierta delectación por los momentos más crueles (delectación no sádica, sino fatalista, casi penitencial, autoobligada como escupitajo lanzado al escapismo de la buena conciencia burguesa –que siempre, a toro pasado, transmuta sus abyecciones en heroísmos-), y también, en su maledetta toscanitá de evitar autoinmolaciones gratuitas, anticipa a un Jünger futuro, el anarca Martin Venator (de vuelta de todas las guerras y emboscaduras, más agente secreto que guerrillero agreste, inasequible a la impaciencia). El autor de KAPUTT es un escéptico tras haber sido un exaltado. Es italiano, toscano, de esa región que elegirá Lecter (ese otro gran paradigma de la supervivencia) para mimetizarse por un tiempo (hasta una familia malhadada –los Pazzi- incidirá en ambos). Su exaltación (como a Ridruejo) lo llevó a primera línea del frente militar y político y el posterior desencanto, a sufrir prisiones y destierros. De vuelta hasta del desencanto, entre la distancia sobrehumana de Jünger y el cinismo convulso de Céline, Curzio Malaparte (revuelto contra su propia sangre alemana –por vía paterna- y también contra la afirmación italiana imperial que él vería degenerar de primera mano hasta extremos grotescos) nos describe en este libro sus muchas conversaciones con monstruos y con homólogos (como el español Agustín de Foxá) y con mundanas (frivolidades orgiásticas entre pilas de cadáveres que décadas más tarde serán recuperadas por Patrick Modiano –aunque en esta ocasión, sin la riqueza del testimonio, más como recreación novelesca-).

Tal vez en este momento de mi vida sea oportuna, hasta providencial, la lectura de KAPUTT. Para mejor aprender a sobrevivir, para mitigar mis cóleras poundianas ante la arbitrariedad y la injusticia y la cobardía y la estupidez (cóleras que pueden llegar eventualmente a abocarte a la jaula y al manicomio –destino éste que, cual factura damóclea, la sociedad y la familia me han pretendido siempre cobrar por aquello de ser hijo de mi madre y no haber hecho méritos de cordura –esto es, de filisteísmo- suficientes como para que se perdone tal condición), para difuminar mi visión celiniana de rayos x que (como a Ray Milland en aquella peli) sólo me ha traído (por la paradoja de sacar a colación las miserias que otros callan y, al tiempo, no lograr ver esos trajes nuevos del emperador que todo el mundo alaba) desgracias y un nivel de vida casi parejo, para aceptar de una vez que mi querencia por el sobrehumano Jünger no me ha llevado en ningún momento a situarme a su altura ni como emboscado ni como anarca. Puede que mis últimos años, si el destino me da un respiro (veamos qué pasa con el trabajo del sr Pinzolas, o con LA RULETA CHINA, o con alguna expectativa de carácter personal que logre burlar mi sempiterna soledad), sean mejores si aprendo de una puñetera vez a sobrevivir, a contemporizar, entre monstruos, entre pequeños monstruos abyectos y miserables inflados de buena conciencia que se ponen estupendos denunciando anécdotas mientras se callan como putas ante las categorías evidentes, ante los flagrantes agujeros negros, ante los inexistentes trajes nuevos del emperador. Debo blindarme, como Malaparte, con una coraza entreverada de probidad y cinismo, para no tropezar más veces en mi torpe renquear quijotesco. Debo, en una palabra, SOBREVIVIR.

Y lo mismo así en mi última hora, también como Malaparte (con su opción final por la China de Mao y su doble corte de mangas a las iglesias del PCI y del Vaticano -que se disputaban su alma en ese ferreriano viático a deux-), pueda morir con una pirueta anarca, lecteriana, que me reconcilie con mi quijotismo de otrora.

Se intentará…


jueves, 1 de diciembre de 2011

JAMIE HULK

(continuación de la serie iniciada en EL PUNTO Z)













martes, 8 de noviembre de 2011

MEJOR ESCAPADAS QUE EVENTOS

(meditación en La Herradura)


Mejor el azar pródigo en suprarrealidades y no la rutina que enjaula y encadena.

Mejor la intimidad recoleta, selectiva, esclarecedora, que el mogollón tumultuoso, indiscriminado, incomunicante.

Mejor la buena gente (esa buena gente que, como el buen paño, en el arca se vende) y no el spam humano (que arrolla y envilece desde su mendacidad apriorística).

Mejor el ascenso aguileño a vórtices de soledad en cal y cielo que no perder el pie en la marabunta abisal donde nadie es nadie.

Mejor ser que estar, dando a la noción de BIEN rango de categoría y no de anécdota.

 con Santiago y el sr Pinzolas en pos de la visión imposible

sábado, 1 de octubre de 2011

ZENTREMONOS

(continuación de esta entrada)



AYN RAND AFIRMA LA VIDA COMO UN TODO PLETORICO DE ENERGIA FRENTE A LA ENTROPIA (EL CAMINO QUE NOS LLEVA A LA NADA = ENTROPIA COMO PARASITACION DE LA ENERGIA). DE AHÍ SU RECHAZO A LA REIFICACION DEL CERO. EXPLOSION DE UN SER IMPERFECTO SEDIENTO DE SOBREHUMANIDAD.

SIMONE WEIL DEFIENDE LA DESCREACION COMO RECHAZO A UNA VIDA ENTENDIDA COMO METASTASIS CANCEROSA. ES LA CELULA MALIGNA QUE SE NIEGA A EXISTIR COMO TAL CELULA MALIGNA. MISTERIO CATARO.

AMBAS POSTURAS ME SON CERCANAS. AMBAS CABEN EN MI. AUNQUE YO NO QUEPA DEL TODO EN CADA UNA CONTEMPLADA COMO ABSOLUTO.

LA SINTESIS NOS OBLIGA A ORIENTARNOS.





lunes, 12 de septiembre de 2011

YO CONTRA EL GRAN ANIMAL

(intento de síntesis hegeliana de Ayn Rand y Simone Weil)

«Yo elegiré amigos entre los hombres pero nunca esclavos ni amos.» (AYN RAND)

«Sólo podemos dirigirnos hacia un ideal. El ideal es tan irrealizable como el sueño, pero, a diferencia del sueño, se relaciona con la realidad.» (SIMONE WEIL)


LA NATURALEZA NOS IMPELE A RECONQUISTAR LA PALABRA "YO" CUANDO ESTA ES SECUESTRADA POR EL GRAN ANIMAL, ESTO ES, POR LA FICCION SOCIAL. PORQUE LA REALIDAD ES NATURALEZA Y LA SOCIEDAD, FICCION. Y SOLAMENTE DESDE NUESTRA HABITACION PROPIA, DESDE EL LUMINAR DE NUESTRA RESPONSABILIDAD, PODREMOS DECIDIRNOS POR LA AFIRMACION O LA DESCREACION, O TAL VEZ POR AMBAS VIAS SI PERSEVERAMOS LO SUFICIENTE (LA CONJUNCION SIEMPRE TRASCIENDE AL DILEMA, POR ESO ES PATRIMONIO DE TAN POCOS)


jueves, 1 de septiembre de 2011

GRAMATICA INTERIOR A DEUX

Carmen Hierro me acaba de hacer llegar el catálogo de la expo RODART en la que ambos contribuimos con una foto suya y un texto mío glosando dicha foto. En tanto el libro en que ambos nos implicamos el año pasado sigue su vía crucis en busca de editor (gracias, Esther, por tu infatigable rol de cirinea), ésta es por el momento la única muestra conjunta de nuestra empatía creadora. 



GRAMATICA INTERIOR


(o cómo por una vez el traje nuevo de la emperatriz es a un tiempo ilusión y realidad)



La carne es en ti vestido

que no pierde la inocencia.

No existen hojas de parra

con vocación de gendarme

que te impongan la vergüenza.

Deja vus en tonos sepia

para los ojos del alma,

el cuellecito de blonda

y los botones de hueso,

con su calidez de otrora,

con su entrañable decoro,

no chocan, más bien remachan

en su germinal ornato

la liturgia del origen,

la pureza de la imagen,

el deseo sin pecado,

el concepto inmaculado,

el hallazgo inesperado,

ese círculo cuadrado,

tu gramática interior.

martes, 23 de agosto de 2011

lunes, 15 de agosto de 2011

LA LIBERTAD PERFECTA

«Hay que esforzarse por concebir claramente la libertad perfecta, no con la esperanza de alcanzarla, sino con la esperanza de alcanzar una libertad menos imperfecta que nuestra condición actual, pues lo mejor no es concebible sino por lo perfecto. Sólo podemos dirigirnos hacia un ideal. El ideal es tan irrealizable como el sueño, pero, a diferencia del sueño, se relaciona con la realidad. Permite, como límite, ordenar situaciones reales o realizables desde el menor al más alto valor. La libertad perfecta no puede concebirse como si consistiera simplemente en la desaparición de esta necesidad cuya presión sufrimos perpetuamente. En tanto viva el hombre, es decir en tanto constituya un infinito fragmento de este universo implacable, la presión de la necesidad no se relajará jamás un solo instante. Un estado de cosas en el que el hombre tenga todo el gozo y también la menor cantidad de fatigas que quisiera no puede tener cabida, salvo como ficción, en el mundo en que vivimos. La naturaleza es, en verdad, más clemente o más severa para las necesidades humanas según los climas y quizá según las épocas, pero esperar la invención milagrosa que la tornaría clemente en todas partes y de una vez para siempre es casi tan poco razonable como las esperanzas puestas en otros tiempos en el año mil. Además, si se examina de cerca esta ficción no parece que ni siquiera valga la pena. Basta tener en cuenta la debilidad humana para comprender que una vida en la que la noción misma de trabajo hubiera casi desaparecido estaría librada a las pasiones y quizá a la locura. No hay dominio de sí sin disciplina y no hay otra fuente de disciplina para el hombre que el esfuerzo demandado por los obstáculos exteriores. Un pueblo de ociosos podría muy bien divertirse creándose obstáculos, ejercitarse en las ciencias, en las artes, en los juegos, pero los esfuerzos que proceden de la sola fantasía no constituyen para el hombre un medio de dominar sus propias fantasías. Son los obstáculos con que choca y que tiene que superar los que le proporcionan la ocasión de venderse a sí mismo. Aun las actividades en apariencia más libres -ciencia, arte, deportes-, sólo tienen valor en tanto imitan la exactitud, el rigor, la escrupulosidad propias del trabajo, y aun las exageran. Sin el modelo que les proporcionan sin saberlo el labrador, el herrero, el marino, que trabajan como es debido -para emplear una expresión de una ambigüedad admirable-, caerían en la pura arbitrariedad. La única libertad que se puede atribuir a la edad de oro es la que gozarían los niños si los padres no les impusieran reglas; en realidad no es más que una sumisión incondicionada al capricho. El cuerpo humano no puede en ningún caso dejar de depender del poderoso universo en el que está preso; aun cuando el hombre cesara de estar sometido a las cosas y a los otros hombres por las necesidades y los peligros, estaría aún más completamente librado a ellos por las emociones que conmoverían continuamente sus entrañas y de las que ninguna actividad regular lo defendería ya. Si se debiera entender por libertad la simple ausencia de toda necesidad, esta palabra carecería de toda significación concreta, pero no representaría para nosotros aquello cuya privación quita valor a la vida.» (SIMONE WEIL -fragmento de su REFLEXIONES SOBRE LAS CAUSAS DE LA LIBERTAD Y LA OPRESION SOCIAL-)


lunes, 1 de agosto de 2011

ANATHEMA SIT

«La jurisdicción de la Iglesia en materia de fe es positiva en la medida en que impone a la inteligencia una cierta disciplina de la atención. También en la medida en que le impide entrar en el dominio de los misterios, que le es extraño, y divagar en él.

Es completamente negativa cuando impide a la inteligencia, en la investigación de las verdades que le son propias, usar con libertad total la luz difundida en el alma por la contemplación amorosa. La libertad total en su dominio es esencial para la inteligencia. La inteligencia debe ejercerse con libertad total, o guardar silencio. En su dominio, la Iglesia no tiene ningún derecho de jurisdicción y, en consecuencia y de forma especial, todas las “definiciones” en las que se habla de pruebas son ilegítimas.

En la medida en que “Dios existe” es una proposición intelectual –pero solamente en esta medida- se la puede negar sin cometer ningún pecado contra la caridad ni contra la fe. (E incluso esta negación, hecha a título provisional, es una etapa necesaria en la investigación filosófica.)

 De hecho, hay desde el comienzo, o casi desde el comienzo, un malestar de la inteligencia en el cristianismo. Este malestar es debido a la forma en que la Iglesia ha concebido su poder de jurisdicción y especialmente al uso de la fórmula anathema sit.

Allí donde la inteligencia se siente a disgusto, hay opresión del individuo por el hecho social, que tiende a devenir totalitario. En el siglo XIII sobre todo, la Iglesia estableció un comienzo de totalitarismo. A partir de ahí, no carece de responsabilidad en los acontecimientos actuales. Los partidos totalitarios se han formado por efecto de un mecanismo análogo al uso de la fórmula anathema sit.

Esta fórmula y el uso que de ella se ha hecho impiden a la Iglesia ser católica de otro modo que el meramente nominal.» (SIMONE WEIL)


lunes, 11 de julio de 2011

EL MAL

«El mal que vemos por todas partes en el mundo bajo forma de desdicha y de crimen es un signo de la distancia a que nos encontramos de Dios. Pero esa distancia es amor y, en consecuencia, debe ser amada. Ello no quiere decir que haya que amar el mal, sino que hay que amar a Dios a través del mal. Cuando un niño rompe jugando un objeto valioso, la madre no ama el hecho de la destrucción, pero si más tarde su hijo se va lejos o muere, pensará en ese accidente con una ternura infinita pues sólo ve en él una de las manifestaciones de la existencia de su hijo. Es de esta manera, a través indistintamente de todas las cosas buenas y malas, como debemos amar a Dios. En tanto amamos solamente a través del bien, no es Dios lo que amamos, sino algo terreno que designamos por ese nombre. No hay que tratar de reducir el mal al bien buscando compensaciones o justificaciones al mal. Hay que amar a Dios a través del mal que se produce, únicamente porque todo lo que se produce es real y detrás de toda realidad está Dios. Algunas realidades son más o menos transparentes, otras son completamente opacas; pero detrás de todas ellas, indistintamente, está Dios. Lo único que debemos hacer es tener la mirada orientada hacia el punto en que se encuentra, podamos o no percibirlo. Si no hubiera ninguna realidad transparente, no tendríamos ninguna idea de Dios, pero si todas las realidades fuesen transparentes, no amaríamos más que la sensación de la luz y no a Dios. Cuando no lo vemos, cuando la realidad de Dios no se ha hecho sensible en ninguna parte de nuestra alma, entonces, para poder amarle, hay realmente que salir fuera de sí. Esto es amar a Dios.» (SIMONE WEIL)



viernes, 1 de julio de 2011

lunes, 20 de junio de 2011

MI 19 J

(gracias, una vez más, a Carmen)






viernes, 3 de junio de 2011

PALABRA DE ESTHER

«Si trato de no pensarte
tal vez desnude esta ansiedad
que me mastica.
Si te evito,
si te evito en el pensar
quizás sobreviva este instante.»
(ESTHER PEÑAS)



Esther escribe para sí y sus palabras, lo quiera o no, son nuestras. Nuestras desde ese rigor cálido y solemne que siempre me hace pensar en un Cirlot gatunamente rubio y sumergido femeninamente en la vida (un Cirlot en apariencia muy poco Cirlot –o mejor, ahondando, un Cirlot en reserva, un Cirlot que no llegó a dejar el banquillo de las realidades paralelas donde todo es carne de deja vu, diversamente parejo-). Esther continúa, que no es poco. Y por eso es mi heroína (expriman esta última palabra en todos los sentidos que se les ocurra, porque en todos acertarán).


«A veces pienso en qué es lo que sana,
si el silencio o la palabra.
El silencio tiene nombre.
He aquí la respuesta.»
(ESTHER PEÑAS)

miércoles, 1 de junio de 2011

LA OBRA DE ARTE

“El arte es un intento de trasladar a una cantidad finita de materia modelada por el hombre una imagen de la belleza infinita de la totalidad del universo. Si la tentativa tiene éxito, esa porción de materia no debe ocultar el universo sino, por el contrario, revelar la realidad.

Las obras de arte que no son reflejos justos y puros de la belleza del mundo, aberturas practicadas directamente en ella, no son propiamente hablando bellas; no son de primer orden; sus autores podrán tener un gran talento, pero carecen de genio. Es el caso de muchas obras de arte que se cuentan entre las más célebres y reputadas. Todo artista verdadero ha tenido un contacto real, directo, inmediato, con la belleza del mundo, contacto que es semejante a un sacramento. Dios ha inspirado toda obra de arte de primer orden, aunque su tema sea mil veces profano; pero no ha sido el inspirador de ninguna de las otras. En lo que atañe a estas últimas, el esplendor de belleza que recubre algunas de ellas podría ser de carácter diabólico.”
(SIMONE WEIL)



Omaggio a Simone Weil: Venezia salva. A cura di Vittoria Surian from Server Donne on Vimeo.

miércoles, 25 de mayo de 2011

QUE LO SEPAS

para mí también fue un día perfecto












imagen: CARMEN HIERRO

lunes, 16 de mayo de 2011

¿AMIELESCA, WIENERDOGGIE, LAS DOS COSAS A LA VEZ?

"El amor es el olvido del yo” (AMIEL)

"Algún día me sacarás de aquí..." (oración de DAWN WIENER a su amado STEVE RODGERS)

"Dawn pasó por muchas fases en su corta vida."
(fragmento del panegírico en el funeral de DAWN WIENER)

“Sentir al ser amado en toda su superficie visible como un nadador siente el mar. Vivir en el interior del universo que es él” (SIMONE WEIL)

Hay una insatisfacción ¿amielesca, wienerdoggie, las dos cosas a la vez? en Simone Weil que ella trata de resolver con su búsqueda de Dios.

Hay una insatisfacción ¿amielesca, wienerdoggie, las dos cosas a la vez? en mí que desearía resolver con el hallazgo (entre otras) de Simone Weil.


domingo, 1 de mayo de 2011

ONCE UPON A TIME... THE JUSTICE

«Habría que inundar al público de cosas medievales auténticamente bellas.

Volver a unir la Edad Media con la idea conservadora y con lo que hay de auténtico en la idea revolucionaria, es decir, lo que no es imaginación de progreso ni voluntad de poder, lo que es simplemente deseo de justicia.» (SIMONE WEIL)


lunes, 18 de abril de 2011

DERECHOS Y DEBERES

«La noción de obligación prima sobre la de derecho, que está subordinada a ella y es relativa a ella. Un derecho no es eficaz por sí mismo, sino sólo por la obligación que le corresponde. El cumplimiento efectivo de un derecho no depende de quien lo posee, sino de los demás hombres, que se sienten obligados a algo hacia él. La obligación es eficaz desde el momento en que queda establecida. Pero una obligación no reconocida por nadie no pierde un ápice de la plenitud de su ser. Un derecho no reconocido por nadie no es gran cosa.

Carece de sentido decir que los hombres tienen, por un lado, derechos, y por otro, deberes. Esas palabras sólo expresan puntos de vista diferentes. Su relación es la del objeto y el sujeto. En sí mismo, un hombre sólo tiene deberes, entre los que se cuentan algunos para consigo mismo; los demás, desde su punto de vista, sólo tienen derechos. A su vez, hay derechos cuando a ese hombre se le considera desde el punto de vista de los demás, obligados para con él. Un hombre solo en el universo no tendría derechos pero sí tendría obligaciones.

La noción de derecho, al ser de orden objetivo, no se puede separar de las nociones de existencia y de realidad. Aparece cuando la obligación desciende al ámbito de los hechos; entraña siempre, por tanto, en cierta medida, que se tomen en consideración supuestos de hecho y situaciones particulares. Los derechos siempre están sujetos a condiciones determinadas. La obligación sólo puede ser incondicionada. Se sitúa en un ámbito que está más allá de toda condición porque está más allá de este mundo.» (SIMONE WEIL)



jueves, 7 de abril de 2011

NICO ICON

(gracias, Luigi)




"¿Un buen modo de definir a Nico?, tal vez éste: un Ernst Jünger transexuado y condenado a vivir en una versión de «Desayuno en Tiffany's» escrita por Céline." (autocita procedente del texto NICO: LA BELLEZA SOLITARIA, publicado en EL CORAZON DEL BOSQUE, DISCOBARSA y la antología EL ETERNO FEMENINO)















ARILEIN (amo a Delon a pesar de sí mismo)

Herencia que depara el futuro: lo más decente (carismático –subyugante: deseable-) de Alain Delon lo heredó de su hijo cuando éste aún no era siquiera un presagio. El resto (paraca que vuelve de la Cochinchina, chulo impenitente, canalla preocupado por algo tan irrelevante como su virilidad, cobarde albardado de engolados desprecios...) no me interesa. En absoluto.


EMPUJON DE MAXIPIMER (haiku gregueriano)

Arre,
bato
y tras batir
te remato
para ayudarte a vivir.

http://www.megaupload.com/?d=U5IZM8JP

viernes, 1 de abril de 2011

MISTERIO

«Misterio: la necesidad está hecha de condiciones, y por lo tanto de posibilidades; sin embargo, constituye el fondo de lo real.

La vida humana es una completa urdimbre de misterios tan insondables como los de la religión.

No hay cosa más esencial que realizar el análisis de la percepción y la revisión de los misterios que la misma encierra.»


«La identidad de los contrarios inconscientemente padecida es el mal. La identidad entendida es el bien.

La superposición vertical de planos coexistentes, coincidentes y trascendentes, unos respecto de otros, crea la belleza. Unidos de esa forma, los contrarios constituyen su completa concordancia y su completa... [frase inacabada]»

(SIMONE WEIL)

lunes, 14 de marzo de 2011

EL CASTIGO

«Preservar la justicia, proteger a los hombres de todo mal, es ante todo impedir que se les haga daño. Para aquellos a quienes se ha hecho daño, es borrar las consecuencias materiales, poner a las víctimas en una situación en que la herida, si no se ha hecho muy profunda, sea curada naturalmente gracias al bienestar. Pero para aquellos a quienes la herida ha desgarrado toda el alma, es además y ante todo calmar la sed dándoles de beber el bien perfectamente puro.

Puede existir la obligación de infligir el mal para suscitar esa sed y así colmarla. En eso consiste el castigo. Los que se han vuelto ajenos al bien, hasta el punto de que intentan extender el mal a su alrededor, solo pueden ser reintegrados al bien infligiéndoles un mal. Hay que infligírselo hasta que en el fondo de ellos mismos se despierte la voz perfectamente inocente que dice con asombro “¿Por qué se me hace daño?” Esta parte inocente del alma del criminal tiene que recibir alimento y tiene que crecer, hasta que ella misma se constituya en tribunal en el interior del alma, para juzgar los crímenes pasados, para condenarlos y, después, con el socorro de la gracia, para perdonarlos. Entonces, la operación del castigo ha culminado; el culpable está reintegrado en el bien y debe ser pública y solemnemente reintegrado en la sociedad.

El castigo no es más que eso. Incluso la pena capital, aun cuando en sentido literal excluye la reintegración en la sociedad, no debe ser otra cosa. El castigo es únicamente el procedimiento para proporcionar bien puro a hombres que no lo desean; el arte de castigar es el arte de despertar en los criminales el deseo del bien puro mediante el dolor o incluso mediante la muerte.» (SIMONE WEIL)


martes, 1 de marzo de 2011

LAS CANCIONES DE MI VIDA (37)

(continuación de la serie iniciada en EL PUNTO Z)



MAS ALLA DE LO RAZONABLE


intérprete original y autora: ANA LAAN


lunes, 14 de febrero de 2011

LAS CANCIONES DE MI VIDA (36)

(continuación de la serie iniciada en EL PUNTO Z)



SUMAHAMA


intérpretes originales: BEACH BOYS
letra y música: MIKE LOVE


Sumahama
There's a lover's leap in old Japan
Where the lovers walk along the sand
Hand in hand at Sumahama

Sumahama
Born a lovely oriental daughter
Never ever having met her father
Asks some questions of her mother

Tell me tell me mama
Will you ever go again to Sumahama
Perhaps you'll find love there
Somewhere between the Earth the sky and water
There at Sumahama

Sumahama
In the autumn as the leaves are falling
One can almost hear the lovers calling
From the sea at Sumahama

Sumahama
Years have past and tears have long since dried
But no amount of time could hope to hide
A love so strong from Sumahama

Tell me tell me mama
Will you go with me back to Sumahama
Perhaps you'll find him there
Somewhere between the Earth the sky and water
There at Sumahama

Sumahama
Soko wa ai-suru hito tachi ga
Te ni te o totte aruita
Kireina shiroi hama

Itsu itsu mama
Sumahama ni
Itsu mata iku no
Sugita ai o
Sagashi ni iku umi no kanata Sumahama

Sumahama
There's a lover's leap in old Japan
Where the lovers walk along the sand
Hand and hand at Sumahama

Sumahama
Aki ni ki no ha ga chiru yo ni
Sabishiku kanashii koi no uta
Sumahama no umi kara



martes, 1 de febrero de 2011

LAS CANCIONES DE MI VIDA (35)

(continuación de la serie iniciada en EL PUNTO Z)



BACK TO THE GREEN


intérpretes originales: MARSHALL & HAIN

letra y música: KIT HAIN, JULIAN MARSHALL


lunes, 10 de enero de 2011

PARA LOS DOS

Son esos besos tuyos extralargos.
Se funden en mi boca despacito:
icorosos bombones
grávidos de tu aliento
rezumando el adviento
de una época mejor
para ti,
para mi,
para los dos




ilustración: THE LEFT HAND (a partir de una imagen de Carmen Hierro)

sábado, 1 de enero de 2011

ME ACOMPAÑA MUCHO PENSAR EN TI

Miro y miro sin parar
esas muertes pequeñitas
que tanta vida me dan.






Cuanto más escucho esta canción más me parece que la hubieses inspirado tú.